Imprimir

Cenote Azul

Incomparable cuerpo de aguas profundas. Por su extensión es considerado el mayor de México.

A flor de tierra, tiene 200 metros de ancho y más de 90 metros de profundidad, se localiza a 30 kilómetros al Noroeste de Chetumal.

A través de venas subterráneas se conecta con la laguna de Bacalar y recibe su nombre debido al color turquesa de sus aguas.

La palabra "cenote" proviene del maya tzonot, “abismo”. En toda la península se denomina con ese nombre a los depósitos de agua profunda.

A veces, en el fondo de los cenotes existen fuertes corrientes que forman parte de una complicada red de ríos subterráneos. Pero en el Cenote Azul se puede nadar y bucear tomando las medidas de precaución usuales, así como practicar plácidamente el remo y el canotaje si se llevan los implementos necesarios.

Los antiguos mayas daban a los cenotes diferentes usos: mientras unos les servían para abastecerse de agua, otros tenían exclusivamente fines ceremoniales. En ellos honraban a Chaac, dios del agua y de la lluvia, además de considerarlos la entrada al inframundo.
Cenote Azul